PlayStation.Blog LATAM

Editor’s Choice: Qué Alegría es Perderse en el Mundo Alucinante de Control

0 0
Editor’s Choice: Qué Alegría es Perderse en el Mundo Alucinante de Control

Desde juego cinético hasta encuentros surrealistas, la intriga se esconde en cada esquina.

Control es una extraña delicia amigos.

Los pasillos de las modernas oficinas de mitad de siglo llenos con cuerpos flotantes. El conserje lynchiano que aparece en momentos al azar para revelar secretos del universo (o solo para prestarme su Walkman). Los peligrosos objetos llenos de energía y resguardados detrás del espejo, incluyendo, entre otros, un semáforo, un refrigerador y un patito de goma. El primer día de trabajo de Jesse Faden como nueva directora del Bureau es una aventura decididamente surrealista, con un desfile de rarezas inusuales y gameplay cinético que me hicieron reír con júbilo hacia el trofeo Platino.

Jesse entra al Bureau con una misión: encontrar y salvar a su hermano Dylan, quien al parecer fue secuestrado por agentes del Bureau después de un evento que alteró el mundo en su infancia y que expuso a Jesse a las maravillas de otra dimensión. Esto también la conectó con Polaris, una fuerza de otro mundo con la que Jesse usualmente comparte sus pensamientos, y quien es la fuente de poderes únicos que la llevan a la puerta de Oldest House.

Remedy construyó un elaborado mundo en los misteriosos y cambiantes muros del Bureau. Desde la ominosa iluminación roja de las zonas infectadas por Hiss hasta la arquitectura caleidoscópica y brutalista, cada nuevo entorno causó una impresión. El texto llamativo que consume la pantalla mientras descubro una nueva área fue una llamarada de estilo que me estremeció de la mejor manera. Los espacios se llenan hasta el borde con conspiración e intriga y me encuentro arrastrándome en cada espacio de las oficinas moviéndome y leyendo todo. Me encantó encontrar grabaciones del Dr. Darling, el jefe de investigación cada vez más loco del Bureau, donde explica los fenómenos. Estaba muerta del miedo cuando vi otro episodio del inquietante show infantil Threshold Kids. A través de su aventura, la narración de Jesse habla de la maravilla que yo estaba viviendo como jugadora, mientras que también ofrecía un hilo emocional que la conectó con el mundo siempre cambiante.

Y hay mucho para maravillarse. Control está lleno de secretos, una exploración gratificante con nuevas habilidades, conocimiento y perturbadores enfrentamientos con los jefes. Para ser clara, apegarse a los encuentros de la historia principal es una aventura en solitario salvaje y digna, pero son los inquietantes rincones del juego los que hacen que Control sea un juego que deben jugar. Encontrar objetos de poder aparentemente inocuo solo para enfrentar cara a cara el verdadero horror interno era adictivo, y me encontré priorizando misiones secundarias en un esfuerzo por encontrar a todos los monstruos debajo de la cama. Las interacciones con Objetos de Poder que se habían desatado en el mundo iban desde divertidas secuencias de persecución hasta puzles de lógica de ensueño, y mórbidas peleas a muerte. Oldest House está lista para ayudar y obstaculizar a Jesse de igual manera, y la sorpresa a la vuelta de la esquina siempre valió la pena.

Entre la investigación, la lucha literal de Jesse por la verdad fundamenta el juego en estilo. El Hiss es un enemigo fascinante, llenando los pasillos con espeluznantes murmullos que me dejaron ansiosa por girar nuevas esquinas. La variedad de los enemigos de Hiss aumentaba durante el juego, haciendo que los constantes enfrentamientos se sintieran frescos. Y justo cuando pensé que tenía la mano ganadora, me enfrentaba a un enemigo que podía esquivar mi ataque de Lanzamiento, o con un guarda de Hiss fuertemente armado hasta los dientes con granadas que me mandarían volando por el aire.

Incluso cuando volvía a pasar por el mismo sitio, me encontraba un nuevo grupo de tipos de Hiss, forzándome a volver a pensar mi estrategia cada vez. La mecánica de Lanzamiento que permite que Jesse lance telequinéticamente escombros y suministros de energía a los horrores que aparecen es muy satisfactoria, nada se compara al placer que tuve corriendo por los espacios de la oficina atacando a los matones de Hiss con una grapadora o una silla de oficina. Encontré un ritmo hipnotizador al cambiar entre el Lanzamiento y los varios modos de Armas de Servicio que me hicieron sentir que me merecía ese título de Directora. Dar un vistazo en cada esquina de Oldest House también me ayudó a desbloquear nuevas habilidades que permitieron que los combates florecieran, especialmente en el tercer acto lleno de acción.

Desentrañar los misterios de Control fue una de las experiencias de videojuegos más emocionantes que he tenido en todo el año. Semanas después de haber ganado el trofeo Platino, sigo regresando a encontrar más documentos de investigación que me estremecen y deleitan con el recién lanzado Modo Foto. Control me controla y estoy feliz de perderme en los pasillos del Bureau.

Please enter your date of birth.