Detalles de la historia que necesitas saber antes de jugar God of War Ragnarök

0 0
Detalles de la historia que necesitas saber antes de jugar God of War Ragnarök

Felicia Day y Mimir, el hombre más inteligente del mundo, resumen la historia hasta ahora en Mitos de Midgard.

Los fans de God of War conocieron una nueva faceta de Kratos cuando God of War se lanzó en PS4 en 2018. Si todavía no experimentas la historia de un padre y un hijo que viajan por los reinos de la mitología nórdica, o si hace mucho tiempo que no lo haces, estamos preparados para ponerte al día.

Para preparar el próximo lanzamiento de God of War Ragnarök el 9 de noviembre, invitamos a dos de los mejores narradores que conocemos a recapitular el viaje de Kratos y Atreus de God of War (2018): ¡la increíble Felicia Day y Mimir, el hombre más inteligente del mundo! 

El nuevo video Mitos de Midgard es un libro de cuentos animado que relata los eventos de God of War (2018), con el objetivo de ponerte al día con el juego anterior. 

Antes de ver, ten cuidado: ¡hay spoilers! 

Detalles de la historia que necesitas saber antes de jugar God of War Ragnarök

Por supuesto, la mejor manera de experimentar God of War (2018) es tomar el Hacha de Leviatán y vivirlo tú mismo (disponible con los planes de membresía PlayStation Plus Extra*). ¡También puedes adquirir God of War (2018) Digital Deluxe Edition en PlayStation Store.

¿Estás ansioso por un resumen aún más detallado de God of War (2018)? Sigue leyendo para obtener un resumen completo.

Resumen de la historia de God of War (2018) 

Nuestra historia comienza con un final, el funeral de Faye, madre de Atreus y esposa de Kratos. El último deseo que entregó a su familia es que esparcieran sus cenizas en la cumbre más alta de todos los reinos. Esta petición da inicio a un viaje que obliga al padre y al hijo a trabajar juntos mientras se enfrentan a los peligrosos territorios salvajes nórdicos, llenos de bestias, monstruos y dioses para nada amistosos.  

El padre 

Kratos, a pesar de intentar dejar atrás su sangriento pasado como el Fantasma de Esparta, sigue estando atormentado por el hombre, mejor dicho, el dios que solía ser. Su relación con Atreus ha sido distante, dura y disciplinada. Ahora, mientras se enfrenta a la muerte de su esposa, Kratos debe aprender a ser el padre que necesita su hijo para que ambos puedan sobrevivir a su viaje por los distantes reinos para llevar a Faye a su descanso final.  

El hijo 

Atreus es un joven niño que lidia con la repentina pérdida de su madre y con un padre frío y distante. A pesar de su mala salud cuando era más pequeño y de haberse recuperado solo recientemente lo suficiente para viajar, lo que Atreus más quiere es cumplir el deseo final de su madre y probar ante su padre que es fuerte. 

Atreus, que aprendió a usar un arco y a cazar con Faye, espera poder demostrarle a Kratos que será de ayuda en su viaje, que ya no es el frágil niño que solía ser. 

La llegada del forastero 

Después del funeral de Faye, Kratos y Atreus reciben la visita de un misterioso forastero que parece estar determinado en comenzar una pelea con el legendario Dios de la Guerra de una tierra lejana. Baldur dice que fue enviado por Odín a investigar el hogar y a sus habitantes, lo que indica que quizás él y el resto de los dioses nórdicos están mucho más al tanto del pasado de Kratos que su propio hijo. 

Luchan, destruyendo el terreno de las rocas alrededor del hogar en una sangrienta pelea que revela que Baldur perdió la habilidad de sentir, siendo inmune tanto al dolor como al placer. Aunque la pelea es disputada, Kratos es capaz invocar su furia y finalmente logra derrotar a Baldur. Aunque los salvó de la amenaza inmediata, Kratos se da cuenta que su hogar y su hijo ya no están a salvo. Deben emprender su viaje, sin importar si Atreus está listo o no. 

Amigos inesperados en lugares inesperados 

Pensando que busquen el lugar más alto de Midgard, Kratos y Atreus viajan hacia la montaña más alta de su reino. 

En el camino se encuentran con los hermanos huldra, Brok y Sindri, famosos herreros enanos. Aunque los hermanos están lidiando con algunos problemas familiares, tanto Brok como Sindri ofrecieron su ayuda y sus servicios después de ver a Kratos empuñar el hacha de Leviatán, un arma que habían forjado personalmente para su amiga y difunta esposa de Kratos, Faye. 

También se encuentran con la misteriosa bruja del bosque, que les ofrece su ayuda, incluido el conocimiento de cómo usar el Bifröst, una herramienta mágica que permite al padre y al hijo viajar entre los nueve reinos. Más adelante, la bruja resulta ser la diosa Freya de los vanir, madre de Baldur y esposa exiliada de Odín. 

¡Misión cumplida! ¿O no? (No) 

Cuando Kratos y Atreus finalmente llegan a la cumbre con la ayuda de Freya, encuentran que Baldur ya está ahí, acompañado por dos enormes cómplices, Magni y Modi, los hijos de Thor. Ven a los dioses aesir interrogar a un hombre que está incrustado en un árbol, aunque se van rápidamente después de recibir pocas respuestas de su evasivo prisionero. 

Mimir, que una vez fue embajador y consejero de Odín, dice ser el hombre más inteligente y actualmente está siendo castigado por la sospecha de haber traicionado al Padre de todo. 

Revela que, aunque nuestros héroes llegaron a la cumbre más alta de Midgard, aún no han llegado a la cumbre más alta de todos los reinos. Su verdadero destino se encuentra en Jötunheim y que, por lo visto, será difícil de alcanzar, ya que todas las entradas están bloqueadas. 

Mimir conoce otro camino, pero primero le da a Kratos el placer de decapitarlo y de pedir a la bruja del bosque que reviva mágicamente su cabeza cercenada para poder ser libre de la prisión de Odín.  

Finalmente, tras descubrir que Freya es una diosa, Kratos desconfía de ella, tal como desconfía de todos los de su estirpe. Después de revivir a Mimir, aconseja a Kratos que le cuente a Atreus que posee sangre divina, tal como su padre. Freya le advierte que negar la verdadera naturaleza de su hijo solo le causará dolor al muchacho. 

Ignorando su consejo, Kratos, Atreus y el recién revivido Mimir, parten a encontrar las herramientas necesarias para abrir un camino a Jötunheim. 

Los hijos de Thor 

Durante su viaje, el trío es emboscado por los dos hombres que vieron acompañando a Baldur, Magni y Modi. Pelean contra Kratos y Atreus con fiereza, aunque Kratos logra darle un golpe mortal a Magni. 

Modi huye, pero más adelante vuelve a encontrarlos. Su esperanza es que, si mata a Kratos, recuperará su honor y probará que es digno del legado de Thor. Modi derrota a Kratos, pero al ver que su padre está en peligro, Atreus activa instintivamente lo que parece ser su propia habilidad de Ira espartana.

Sin saber que es un dios, Atreus se ve abrumado por su repentino poder y pierde la consciencia, y aparentemente su enfermedad de cuando era niño vuelve peor que nunca. Kratos logra ahuyentar a Modi, quien se va rápidamente al darse cuenta que su vida está en peligro. Al ver que Atreus está al borde de la muerte, Kratos lleva a su hijo a Freya, con la esperanza de que su magia pueda salvarlo.   

El precio de los secretos 

Freya revela que la enfermedad de Atreus es causada por el conflicto entre su naturaleza de ser un dios y su ignorancia de ese hecho. Ella cree que tiene un tratamiento que puede despertarlo, pero requiere el corazón una criatura de Helheim, el reino de los muertos.

Sabiendo que la gélida hacha de Leviatán será de poca ayuda en los páramos congelados de Hel, Kratos regresa a su hogar y recupera una parte de su pasado que esperaba haber dejado atrás, las Espadas del Caos. 

Las Espadas fueron alguna vez herramientas de fuego y sangre y un símbolo de la servitud de Kratos ante los dioses griegos, muchos de los cuales asesinó en su vida como el Dios de la Guerra. Consciente de que son la clave para salvar a su hijo, Kratos decide reconocer su pasado para salvar a Atreus y vuelve a empuñar las Espadas del Caos. 

Kratos logra obtener el corazón para Freya, lo que le permite salvar a su hijo. Después de que recupera la conciencia, Kratos revela a Atreus su verdadera naturaleza de dioses. 

A pesar de que la enfermedad de Atreus desaparece ahora que conoce su secreto, el muchacho se vuelve cada vez más arrogante. Modi vuelve a encontrarlos, desesperado por tratar de acabar con ellos y recuperar un poco del respeto de Thor. Modi, que fue severamente castigado por su padre por no haber logrado matar a Kratos y dejar que su hermano Magni muriera, resulta ser un débil oponente. Atreus apuñala al malherido Modi, desafiando directamente la orden de Kratos, y mata al dios de una vez por todas. 

Al ver que saberse un dios ha hecho que Atreus se volviera cada vez más cruel y arrogante, Kratos sabe que debe enseñar a su hijo a ser mejor antes de que sea demasiado tarde. 

Los pecados de la madre 

Tras recolectar las herramientas para crear un portal a Jötunheim, Kratos, Atreus y Mimir vuelven una vez más a la cumbre de Midgard para viajar al reino de los gigantes. 

Cuando llegan, son emboscados por Baldur. En lugar de seguir las instrucciones de su padre y saltar por el portal que acaban de abrir, la arrogancia de Atreus lo hace tratar de pelear con Baldur por sí solo. 

Kratos interviene, pero durante su pelea con Baldur, el portal a Jötunheim es destruido. Baldur somete y captura a Atreus cuando el muchacho trata de atacarlo por sí solo nuevamente y parte hacia el Lago de los Nueve. Kratos los sigue y su batalla eventualmente los lleva a la sala de viaje entre reinos, donde Baldur intenta llevarlos a Asgard. En el último momento, Kratos desvía el Bifröst a otro reino, Helheim. 

En el reino de los muertos, se enfrentan con los espectros no solo del pasado de Kratos, sino también con los de Baldur. Si bien padre e hijo superan las pruebas de este congelado reino, descubren que la fuente de la invulnerabilidad de Baldur fue un hechizo de su madre.

Cuando nació, Freya descubrió que el destino de su hijo era ser asesinado. Para impedir que Baldur sufriera ningún daño, lanzó un hechizo para protegerlo de todas las amenazas mágicas y físicas. A pesar de la maestría de Freya de las artes, la magia de los vanir es famosamente imprecisa y difícil de controlar. El hechizo tenía una sola debilidad que no podía prevenir, Baldur no sería inmune al muérdago.  

A medida que Baldur crecía, los efectos del hechizo fueron evidentes. Si bien el dios era invulnerable a todo, esto también lo dejó completamente insensible, incapaz de sentir no solo el dolor, sino que también todos los placeres de la vida. Aunque le rogó a Freya que deshiciera el hechizo, ella se negó por el miedo de que la profecía volviera realidad y su hijo muriera. Baldur llegó a odiar a su madre y a tener resentimiento contra ella por haberle negado la habilidad de sentir. 

Tras la revelación de la relación de Baldur con Freya y la verdad de su situación, Kratos y Atreus escapan de vuelta a Midgard, habiéndose reconciliado y hecho las paces después de los eventos de la muerte de Modi y el ataque de Baldur. 

La muerte de un dios 

Después de la destrucción del portal a Jötunheim, Mimir tiene una última solución que pueden probar para llegar al reino de los gigantes. Antes de probarla, Kratos y Atreus son atacados nuevamente por Baldur, que escapó de Helheim, pero esta vez Freya interviene. 

Enfurecido por la llegada de su madre, Baldur trata no solo de matar a Kratos y Atreus, sino de vengarse finalmente de su madre por el hechizo que le lanzó al nacer. 

Tras haber trabajado juntos durante todo su viaje por los reinos, el padre y el hijo ahora pelean en equipo. Juntos, logran superar a Baldur, pero Freya trata una vez más de detener la pelea, inmovilizando a Kratos. Mientras Baldur trata de dar el golpe final, Atreus protege a su padre, colocándose entre los dos, lo que hace que el dios de los aesir golpee la punta de flecha de muérdago que Atreus usaba para sujetar su aljaba. 

Con la punta de flecha enterrada en su mano, el hechizo finalmente se rompe y Baldur, por primera vez en su vida, puede sentirlo todo, el dolor de una herida, la fría nieve bajo sus pies, el sol sobre su rostro. 

Deleitado por las nuevas sensaciones, Baldur reanuda su ataque con una energía desquiciada, disfrutando de todas las sensaciones que nunca había podido experimentar antes. 

Vuelve a pelear, pero con su fuerza combinada, Kratos y Atreus finalmente pueden derrotar a Baldur, que ahora es vulnerable y que les exige que lo maten y terminen con su vida mientras todavía puede sentir. Freya les ruega que perdonen a su único hijo y Kratos acepta, ya que conoce demasiado bien el dolor de un padre al perder a un hijo. 

Cuando dan la vuelta para irse, Baldur usa la fuerza que le queda por tratar de estrangular a Freya, como pago por los años que pasó atormentado por su insensibilidad. Freya acepta su muerte, con la esperanza de que esta le brinde a su hijo algo de paz en su vida. 

Kratos, viendo que Baldur está a punto de repetir sus propios y sangrientos errores, interviene para salvar la vida de Freya, matando a su hijo. Incapaz de aceptar su muerte, Freya abraza el cadáver de Baldur y jura vengarse de Kratos por quitarle su único hijo, incluso si eso significaba su vida. 

La cumbre más alta en los nueve reinos 

Ahora que finalmente pueden hacer su viaje a Jötunheim con la ayuda de los ojos de Bifröst de Mimir, Kratos y Atreus llegan a un templo gigante, en cuyos muros está tallado todo su viaje. Los gigantes habían visto lo que ocurriría, además de lo que había ocurrido antes. 

Descubren que Faye les había dejado todo esto, que era una gigante, algo que había mantenido en secreto ante su esposo e hijo. Atreus finalmente descubre toda la verdad de su ascendencia, que no solo es parte de dios y parte mortal, también es parte gigante. 

Atreus tenía dos nombres, uno que le dio su padre, y el otro, su madre. El nombre que Faye le dio fue Loki. 

Juntos, Kratos y Atreus esparcen las cenizas en la cumbre de Jötunheim, con lo que cumplen finalmente su misión. 

La llegada de Fimbulvetr 

Cuando vuelven a su hogar en Midgard, Mimir les advierte que la muerte de Baldur significa que el primer evento de la profecía de la llegada de Ragnarök se ha cumplido.  

Kratos y Atreus ahora se encuentran en el centro de una profecía acerca del caos total en los nueve reinos y una batalla tan grande que causará la muerte de muchos de los dioses aesir, incluidos Odín y Thor. 

El padre y el hijo ahora tendrán que elegir su camino mientras los gélidos vientos y nieves de Fimbulvetr cubren su hogar en Midgard.  

—– 

Descubre el resto de la historia tú mismo cuando God of War Ragnarök se lance en PS5 y PS4 el 9 de noviembre de 2022.

Para conocer las últimas actualizaciones sobre God of War Ragnarök, asegúrate de seguir a Santa Monica Studio en Twitter, Facebook e Instagram.

* La biblioteca de juegos varía con el tiempo, la región o el país y el plan. PS Plus está sujeto a una tarifa de suscripción recurrente que se cobra automáticamente hasta su cancelación. Se aplican términos: play.st/psplus-usageterms

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.