PlayStation.Blog LATAM

Probamos Cyberpunk 2077, Night City es un patio de recreo de personalización y elecciones del jugador

2 0
Probamos Cyberpunk 2077, Night City es un patio de recreo de personalización y elecciones del jugador

Ingeniosas modificaciones cibernéticas, una amplia variedad de elecciones para el jugador y un paisaje urbano infinitamente fresco nos tienen listos para jugar el 19 de noviembre.

Mi tiempo con Cyberpunk 2077 empieza con una nariz rota. Mirándose en el sucio espejo de un bar de mala muerte iluminado con neón está mi mercenaria personalizada V, y su nariz va a necesitar un reajuste. Tengo la elección de tomar una inyección que me ofrecen para calmar el dolor o solo seguir así, rápido pero doloroso. Es la primera de muchas elecciones que tomaré a lo largo de mi prueba de cuatro horas, tanto física como de otros tipos, para ayudar a V a empezar a construir su legado en Night City. 

Cyberpunk 2077 es un RPG de mundo abierto en primera persona ubicado en un futuro no muy distante donde el mundo funciona con poder, glamour, y lo más importante: con modificaciones cibernéticas. Los RPG usualmente tienen algunos niveles de personalización, pero en Cyberpunk es una función esencial para navegar por las esquinas más oscuras de Night City.

Antes de que el juego empiece de verdad, probé el creador de personajes, y el nivel de detalle disponible es asombroso. Independientemente del tipo de cuerpo, pude elegir que V tuviera voz masculina o femenina, y ajusté funciones granulares como marcas cibernéticas, tatuajes y características individuales del cuerpo (incluyendo algunas que son muy privadas para mencionar acá). Es impresionante diverso, y estas opciones se sienten naturales en un mundo tan enfocado en la individualidad.

A mi V le rompen la nariz al comienzo porque elegí en camino de la vida de Street Kid, una de tres historias de fondo (otras opciones incluyen Nomad y Corpo) que afectan cómo empieza la aventura de V y brindan una perspectiva única mientras interactúa con los ciudadanos de Night City.

Una vez que el juego empieza, el encanto incesante de las modificaciones cibernéticas abre un nuevo camino hacia la gloria. Subir de nivel me dio acceso a enormes árboles de beneficios que pueden aumentar mis habilidades de hackeo o fuerza bruta, mientras que Cyberware me permitió modificar el cuerpo de V con armamento activo o más mejoras pasivas que podrían cambiar el curso de mi juego.

Una de mis primeras modificaciones me permitió hackear tecnología y enviar un Ping, alertándome sobre las posiciones de enemigos y cámaras en el cuarto, y convirtiéndose en algo esencial en mi arsenal de sigilo. Monowire instaló látigos en forma de alambre en los brazos de V permitiendo intensos ataques cuerpo a cuerpo. Cada una de las nuevas modificaciones se convierte en una extensión perfecta de V, y maximiza su potencial en los encuentros.

V necesitará toda la ayuda que pueda mientras navega por las diversas amenazas de Night City. La ciudad está dividida en distritos, cada uno con distintivos estilos y facciones que van desde los marginados que trabajan para salir de la pobreza, a elegantes pandillas anarquistas y megacorporaciones corruptas pero altamente tecnológicas.

V conoce personajes de cada ámbito de vida, con diálogos y opciones de búsqueda que determinan si se mantienen amigos o enemigos. La misiones pueden ramificarse en múltiples direcciones, y la violencia no siempre es la respuesta.

En una misión, negocié con la pandilla Maelstrom, más máquinas que hombres, para obtener un poderoso drone. Elegí atacar a su líder y robar el arma, lo que me hizo vadear a través de un almacén fuertemente vigilado para escapar. En una segunda jugada, podría haber ganado a los Maelstroms, pero mis financieros, la corporación Militech, me traicionaron. En otra versión, pude poner mi propio dinero y cerrar el negocio sin ningún conflicto.

Algunas veces el juego me deja pausar para considerar el peso de cada respuesta, pero algunas decisiones tienen tiempo limitado para responder, donde el instinto se hace cargo.

Una vez que el conflicto se hace necesario, Cyberpunk ofrece múltiples caminos hacia la victoria dependiendo del conjunto de habilidades elegido. La fuerza bruta siempre es una opción. Aumentar las habilidades Body y Reflex de V la convertirán en un tanque, impactando en los encuentros con enemigos con armas de fuego convencionales, super armas electromagnéticas o incluso armas de cuerpo a cuerpo como tubos o katanas. 

Me incliné por un enfoque más sigiloso, invirtiendo en las habilidades Intelligence y Cool (así es, hay un árbol de Cool acá) para hacer que el hackeo sea muy fácil. V puede aprovecharse de las cámaras para ayudarle a monitorear cuartos, o comandar tecnología para distraer a los enemigos. Más importante aun, V puede apuntarle a enemigos e instalar programas llamados “daemons” para poner su tecnología en contra de ellos. Pude elegir un miembro desprevenido de una pandilla y hacer que su arma se descompusiera, o causar que una granada explotara cuando reuní a un grupo para causar el máximo de daño.

Me encontré tratando los nuevos encuentros como un puzle, intentando determinar la mejor combinación de hackeo y combate para limpiar el cuarto, observando alegremente cómo mis planes rendían fruto.

V no está sola en su aventura. Al comienzo, tuve un encuentro con un ladrón fornido llamado Jackie Welles quien se interpuso en el camino. Sin importar el camino de vida elegido, Jackie y V eventualmente se hacen aliados, Jackie la apoya en misiones ocasionales. En mi aventura conocí a mas conspiradores expertos en tecnología, desde el ingenioso netrunner T-Bug hasta el nefasto Dex Deshawn, fumador de cigarros.

Especialmente me sentí atraída por Judy Alvarez, integrante de la pandilla Mox, una maga de la tecnología con pelo de arcoíris que le enseño a V cómo navegar por “braindances,” una encantadora tecnología neuronal que me permitió revivir recuerdos, revisándolos como un software de edición de video. Cada nuevo personaje hacía que Night City se sintiera más viva, cada uno entretejido en el tejido de la ciudad.

Ningún personaje causa una mayor impresión que Night City. Cada centímetro se siente con vida, hasta el punto que pude pasar todo mi tiempo de juego explorando estrechos callejones, clubes con luces de neón, y los inminentes rascacielos.

La forma más fácil de viajar es sobre ruedas, pero me encontré caminando con más frecuencia así que podía girar por cada esquina, explorando callejones húmedos, decrépitos bares y ocasionalmente establecimientos pecaminosos. Perdí la cuenta de la cantidad de veces que paré para ver un anuncio, o vi dos veces un holograma que mostraba algo excitante.

Night City también trae una sorprendente cantidad de verticalidad. Al abrir el mapa se revela un modelo de la ciudad en 3D, donde se te alienta a seguir las escaleras o entrar a sótanos para descubrir nuevas interacciones. Los distritos están diseñados con un toque distintivo, desde sofás de cuero kitsch (todos deben escuchar el diseño de sonido cuando se sientan) hasta el elegante metal del escalón superior. Cada cuarto deleita los ojos, cada ciudadano está diseñado con un propósito y estilo. La urgencia de explorar mezclada con la increíble cantidad de funciones de personalización hacen que Cyberpunk 2077 se sienta como un patio de recreo donde cada elección y modificación del cuerpo dan forma al mundo de V. No puedo esperar para regresar a Night City cuando Cyberpunk 2077 llegue a PS4 el 19 de noviembre.

Únete a la Conversación

Agrega un Comentario

¡Pero no seas mala persona!

Por favor sé amable, considerado y constructivo. Para otros temas visita nuestros Foros.

2

Deja un comentario

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.