La creación del invaluable manual del juego de Tunic

0 0
La creación del invaluable manual del juego de Tunic

Creando un mundo misterioso con un folleto que te dice todo y nada al mismo tiempo.

¡Hola a todos! Mi nombre es Andrew, y soy el desarrollador principal de Tunic, que llegará a PlayStation 4 y PlayStation 5 el 27 de septiembre. 

Tunic es una aventura de acción isométrica sobre un pequeño zorro en un gran mundo, donde exploras, luchas contra monstruos y encuentras secretos. En esencia, sin embargo, el juego trata sobre el misterio y el descubrimiento. Mucho antes de comenzar a trabajar en el proyecto (que originalmente se llamaba Secret Legend) quería hacer un juego que capturara la sensación de lo desconocido, esa deliciosa sensación de ser arrojado a un mundo lleno de secretos. Un extraño en una tierra extraña, listo para descubrir sus misterios.

Una de las formas en que quería ayudar a los jugadores a sentirse como si estuvieran en un mundo que no estaba destinado a ellos era llenar el juego con un lenguaje extraño e ilegible. En lugar de un letrero que le diga lo que está a la vuelta de la esquina, le mostraría algunos símbolos desconcertantes. En lugar de que la pantalla de inventario etiquete las cosas con sentido, usaría las mismas runas irreconocibles. Estaba destinado a evocar un sentimiento de transgresión, como si estuvieras jugando algo que no deberías. Cuando era pequeño y estaba aprendiendo a leer, jugaba juegos y me asombraban las palabras que contenían. ¡Qué mejor manera de evocar esa sensación de asombro infantil que hacer que el texto en sí sea un misterio!

Pero, cuanto más lo pensaba, más me daba cuenta de que mi amor por este tipo de misterio no venía solo de los juegos, sino también de los manuales que venían con ellos. (O “folletos de instrucciones”, como también se les llamaba). Yo me pasaba horas interminables examinando los documentos, mientras mis amigos jugaban el juego solos. Llenaban mi mente con fantasías de grandes aventuras, tesoros increíbles y criaturas terribles, todo sin inmutarse por las limitaciones de los cartuchos en los que los juegos debían encajar.

Y así, dentro los primeros meses de desarrollo, Tunic recibió su propio idioma y el comienzo de su propio manual. En su forma final, el manual es algo que vas recogiendo poco a poco a medida que vas a través del juego. Al igual que esos folletos de instrucciones de antaño, cada página está repleta de información: ilustraciones, consejos, mapas y, por supuesto, secretos.

Una de mis cosas favoritas de esos manuales clásicos es la sensibilidad de sus diseños y variedad de estilos artísticos. Los sprites de 8 bits dejaban mucho a la imaginación, por lo que a menudo había ilustraciones: algunas de ellas muy sofisticadas, otras encantadoramente garabateadas. Intentamos capturar esa misma variedad en el manual de Tunic, con profesionales manejando el lado sofisticado de las cosas, y yo proporcionando los garabatos.

Otro aspecto importante de capturar la sensación de hojear un manual de la vieja escuela, era su fisicalidad. Está muy bien mirar una imagen limpia y agradable, pero es más encantador hojear algo que se siente como un objeto real. Pusimos un esfuerzo extra en reproducir los artefactos de los antiguos procesos de impresión, llegando incluso a tener grapas visibles en el medio del libro. Al presionar el botón X, podrás hacer zoom en cada página y disfrutar de los detalles. Para que se sintiera lo más real posible, construí una versión del manual en la vida real y luego procedí a destruirlo. Lo doblé, lo rasgué, le puse cinta engomada, lo manché. Luego, escaneé cada página individualmente para usarla en el juego. El efecto es sutil, ¡pero creo que valió la pena!

¡La versión del mundo real del manual está en blanco! De esa manera, podríamos editar lo que necesitáramos sin reimprimir y volver a destruir un nuevo manual, ¡importante para un juego localizado en 27 idiomas!

Si estás pensando “oye, sí que suena arriesgado hacer un juego que mantenga todo en secreto y solo ofrezca ayuda con un folleto de instrucciones que no se entiende”, estarías en lo cierto. Sin embargo, ¡parece que llegamos al punto óptimo con Tunic! Cuando los jugadores encuentran un secreto que estaba oculto a plena vista, sienten que hicieron un verdadero descubrimiento. Es cierto que un juego debe comunicar sus mecánicas y sistemas, pero si enmarcas esa comunicación como un misterio a resolver, entonces la revelación es aún más emocionante.

¡Esperamos que disfrutes mucho al jugar Tunic!

Únete a la Conversación

Agrega un Comentario

¡Pero no seas mala persona!

Please be kind, considerate, and constructive.

Deja un comentario

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.