Capcom reflexiona sobre Red Earth, un juego que solo salió en Japón y ahora está incluido en la Capcom Fighting Collection.

0 0
Capcom reflexiona sobre Red Earth, un juego que solo salió en Japón y ahora está incluido en la Capcom Fighting Collection.

Descubre los orígenes de este juego de lucha inspirado en un RPG, que se lanzará con Capcom Fighting Collection el 24 de junio.

Allá por 1996, Red Earth, uno de los 10 títulos de la próxima Capcom Fighting Collection, apareció por primera vez en máquinas de arcade de monedas en Japón. Con un escenario de fantasía y un elenco de personajes coloridos, Red Earth se destacó por ofrecer una experiencia de RPG para un solo jugador llamada Modo Quest, donde los jugadores elegirían uno de los cuatro personajes y se enfrentarían a una serie de jefes. 

Después de derrotar a cada jefe, el jugador obtendría puntos de experiencia para gastar en mejorar su ataque, defensa o para obtener movimientos completamente nuevos. Durante la batalla, los jefes pueden dejar caer comida, que los jugadores pueden usar para reponer su salud. Aunque fue muy común en Japón, este juego clásico nunca fue lanzado oficialmente fuera de los salones recreativos hasta ahora con la Capcom Fighting Collection. De hecho, ¡Red Earth fue el primer juego que el equipo decidió incluir en la colección!

¿Cómo surgió esta versión insólita de los juegos de lucha? Takashi Sado, uno de los productores de Red Earth en ese momento, y todavía en Capcom, comenzó a trabajar en la propuesta de Red Earth a mediados de los años 90. Dado que los juegos de lucha se estaban volviendo cada vez más populares en ese momento, siguió esta tendencia e inicialmente ideó a Red Earth como un simple juego de lucha. Sin embargo, sentía que el nivel de habilidad entre los jugadores de juegos de lucha estaba aumentando tanto que los jugadores más informales no podían seguir el ritmo de aquellos de niveles más altos. Para cerrar esta brecha de habilidades, su equipo se preguntó si podrían utilizar su creatividad para compensarlo cambiando parámetros, equipos u otras facetas del género.

También durante este tiempo, Sado se sintió atraído por los juegos de acción del género fantástico como Magic Sword y The King of Dragons desarrollados por Capcom. Ambos juegos beat’em-up tenían sistemas de progresión de personajes que potenciaban al personaje controlado por el jugador. Con los juegos de fantasía en mente y la necesidad de abordar la creciente brecha de habilidades entre los jugadores de juegos de lucha, se creó el sistema único de progresión de personajes tipo RPG para Red Earth.

Red Earth también fue el primer juego creado con la placa del sistema arcade CPS-3, que sacó lo mejor de la tecnología de Capcom en ese momento. Debido al éxito del nuevo hardware, la serie Street Fighter III también se creó en CPS-3 antes de ser descontinuada como la última placa de sistema patentada de Capcom.

Aunque este es el primer lanzamiento de Red Earth fuera de los arcades, su legado ha sido parte de otros juegos de Capcom, como Dragon’s Dogma: Dark Arisen y como disfraz para Alex en Street Fighter V, ambos haciendo un guiño al rey león, Leo.

Hablando de huevos de Pascua, algunos de los juegos de la Capcom Fighting Collection tenían personajes secretos que solo se podían desbloquear bajo ciertas condiciones. Si bien todavía se pueden desbloquear utilizando las entradas o métodos auténticos, ahora puedes desbloquear a estos personajes con un simple menú de alternancia en el juego. Otros personajes secretos incluyen a Akuma en Hyper Street Fighter II; Oboro Bishamon en Vampire Savior: The Lord of Vampire; y Hutizil y Pyron en Darkstalkers. Cómo quieres jugar con estos personajes secretos depende de ti.

Esperamos que hayas disfrutado de este vistazo detrás de bambalinas de Red Earth. Capcom Fighting Collection llegará el 24 de junio a PlayStation 4 e incluye 10 juegos diferentes, incluidos los cinco Darkstalkers, Red Earth, Cyberbots, Hyper Street Fighter II, Super Puzzle Fighter II Turbo y Super Gem Fighter Mini Mix. 

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.