Sobrevive en un universo frío en No Man’s Sky en PS4

0 0
Sobrevive en un universo frío en No Man’s Sky en PS4

Incluso en las garras de un invierno interminable, este planeta es apto para la vida. Criaturas parecidas a felinos merodean por el frío, cazan sin descanso y gruñen al acercarme. Las dunas a mi alrededor están heladas y sombrías, y el viento helado corroe la protección térmica de mi traje, míseras capas entre mi cuerpo y la muerte por congelación.

Este es uno de los millones de planetas que hay en No Man’s Sky. Algunos son exorbitantemente hermosos. Otros son crueles. Y en un reciente evento en Los Ángeles, el equipo de Hello Games mostró cómo la “supervivencia” juega un papel central en esta exploración interestelar.

No Man's Sky on PS4

Muchos de ustedes pueden haber vislumbrado en los tráileres el concepto inspirador de asombro de No Man’s Sky en PS4. En un determinado momento recorres un planeta extraterrestre, ajeno a la existencia de vida animada de sentidos, y al siguiente estás a bordo de tu fiel nave, traspasando la atmósfera y penetrando la interminable extensión del espacio. Senderos de distantes naves espaciales perforan tu vista, señales de comercio y viajes, o tal vez piratas ocasionales en busca de un ataque mortal.

No Man’s Sky se basa en este concepto de libertad absoluta, pero el equipo de Hello Games quiere que sientas el desafío constante de supervivencia cuando viajes entre las estrellas. El planeta que exploré durante mi primera sesión de juego con No Man’s Sky era extremadamente frío. Si caminas durante bastante tiempo por el desierto, la protección de tu traje fallará y tu salud se irá debilitando lentamente hasta que un negro velo anuncie tu muerte prematura.

No Man's Sky, Becron 5

Sobrevivir en un planeta así significa que debes encontrar refugio. Prepara pernos explosivos para crear madrigueras subterráneas que te den calor y podrías tropezar con una red de cuevas donde encontrar recursos. O consigue el acceso a receptáculos extraterrestres que ofrecen un alivio temporal del implacable viento. Estas estructuras proporcionan un espacio seguro para elaborar recursos muy necesarios, donde tu traje, nave y arma pueden aumentarse y mejorar con materiales de una tabla periódica real de elementos en el juego. Estos elementos definen el universo de No Man’s Sky y pueden ser extraídos de la vida de las plantas, depósitos minerales, y de recipientes de suministro desechados, que están medio enterrados en la nieve.

Pero ten cuidado con lo que tomas. Si robas demasiado de un planeta, los omnipresentes centinelas, custodios de una época pasada, te sacarán del mundo. A la fuerza. Si derrotas a algunas máquinas más pequeñas, vendrán caminantes más grandes a terminar el trabajo.

No todos los planetas en No Man’s Sky serán inhabitados, ni mucho menos. Los miembros de diferentes razas alienígenas ocuparán estos innumerables mundos, hablando idiomas diferentes que aprenderás con el tiempo, a fin de comunicarte y comerciar. Rompe sus estructuras planetarias para reclamar recursos o tal vez escapar del frío. Pero cuidado: a los visitantes molestos no se les recibe con amabilidad.

No Man's Sky, Blue Space

Muchos planetas son vigilados por estaciones espaciales extraterrestres, que puedes visitar y utilizar como un centro de comercio durante tu tiempo en No Man’s Sky. Aquí, en la luminosa y profunda bahía de acoplamiento, hay una pequeña habitación que Sean Murray, de Hello Games, ha elegido específicamente para el evento. Es, según describe, su vista “favorita” en el juego.

En esa pequeña habitación hay una ventana que se asoma a otro planeta. Un planeta, formado por un frío mortal y la vida que permanece allí. Uno de los muchos millones de millones en este universo de ficción en cuya exploración podríamos pasar el resto de nuestras vidas.

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.