Furi en PS4: Una odisea de crueles batallas

0 0
Furi en PS4: Una odisea de crueles batallas

Hay una sensación que recuerdo de cuando era niño y jugaba videojuegos: la enorme e intensa satisfacción al vencer finalmente un nivel o un jefe con el que había estado luchando durante tiempo. La sensación de aprender cómo superar un reto, con mi cerebro y mis pulgares. La combinación de comprender y ejecutar la sentía como una recompensa en sí.

Lo recuerdo en juegos como Super Punch Out, los jefes de Metal Gear Solid, el combate en God Hand. Hay muchos juegos que me dieron esa sensación, pero recientemente me ha parecido que los juegos tratan demasiado de ser “fáciles de jugar”. La dificultad de adaptación, los puntos de control dinámicos, los consejos en el juego… Todo se explica y se equilibra para asegurarse de que nadie se retire.

Con Furi, queremos dar al jugador una gran satisfacción cuando él o ella derrote a un jefe. Eso significa que él o ella tendrán que sudar un poco para ello.

Furi está inspirado fuertemente en la forma japonesa de hacer juegos. No trata de ser realista en su estilo o animaciones. Es de ritmo rápido y requiere una gran cantidad de coordinación en el tiempo, reflejos, y juicio. Cuando pulsas un botón, el personaje reacciona inmediatamente. Es parte de lo que hace que sea “justo”. A menudo, en los juegos modernos, apretamos un botón y a continuación, con el fin de hacer que el juego tenga un aspecto realista, el personaje iniciará una animación que “se ve bien” pero “se siente pesada,” no responde bien, o es incluso retrasada. Tener controles que respondan enseguida es muy conveniente porque son una herramienta imprescindible en un juego de combate.

Furi on PS4Furi on PS4

El modo de juego en Furi es la esencia del eslogan “fácil de aprender, difícil de dominar”. Hay muy pocos botones para pulsar o habilidades que recordar. Puedes cortar con tu espada, disparar con tu arma de fuego, esquivar, y ripostar. Eso es todo.

Puedes ir a la carga atacando con tu espada, el arma de fuego, y la maniobra de esquivar. Esto resultará en un ataque más potente con tu espada que aturda al oponente, un disparo más potente que lo derribe, y ​​más tiempo de esquivar. Pero una vez que tienes eso, puedes jugar Furi. Es como una guitarra: tiene seis cuerdas, pero necesitas practicarlo para jugarlo correctamente. Y no hay límite en lo que puedes mejorar. Es muy sencillo y profundo.

Los desafíos se basan principalmente en una fórmula sencilla: advertencia, reacción, castigo.

Esquiva un láser. Defiéndete de un ataque de espada. Espera por una debilidad en la postura de tu rival, y bam , castígalo. Lo profundo de este juego proviene realmente de las diferencias entre los jefes. No se trata de aprender un montón de combinaciones para vencer el próximo jefe, sino de cómo jugar algunos movimientos de manera diferente para vencer a un oponente diferente.

Algunos jefes, o “guardianes”, se centrarán más en los disparos. Otros pondrán a prueba mayormente tu forma de combatir con espadas. Algunos oponentes son mortales y te derribarán en dos o tres golpes. Algunas peleas requieren mucha concentración durante un largo tiempo. Una pelea puede durar 10 minutos o 90 minutos, según cómo se juegue. Y, por supuesto, cada guardián en el juego tiene uno o dos trucos, armas o habilidades especiales que lo hacen único.

En nuestro tráiler más reciente mostramos uno de los guardianes más feroces. Es una estratega, una cazadora, una alegre mercenaria que no deja nada al azar. Ella ha planeado su pelea y tiene las armas que la ayudarán a ganar: aviones no tripulados, un rifle de francotirador con láser, buen camuflaje, y puede incluso controlar cada parte de la arena donde pelea, aumentando su espacio y bloqueando caminos.

Furi on PS4

Al principio te cazará, escondida en su laberinto, te disparará mientras estés distraído por sus abejas cibernéticas. Tendrás que encontrarla y atacarla antes de que ella se mueva. Tendrás la oportunidad de enfrentarse a ella durante un tiempo si puedes hacerlo, pero incluso estarás jugando en su mano.

Con el fin de llevarla fuera de su elemento, tendrás que seguirla a su nido, en el centro del laberinto, y dejarla inconsciente una o dos veces. Una vez hecho esto, ella se disgustará y te seguirá disparando, y tú tendrás que esquivar las oleadas de balas que vienen hacia ti rápidamente. Finalmente, el último reto es pelear mano a mano… ¡cuando ella es invisible! Esto requiere buenos reflejos y enfoque.

Te recomiendo tomar un descanso después de derrotarla. ¡Porque conozco al guardián que viene después!

Estamos interesados ​​en escuchar tus comentarios. Haznos saber lo que piensas y si tienes alguna pregunta.

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.