LOST ORBIT: La muerte como premio

0 0
LOST ORBIT: La muerte como premio

Mientras trabajamos en Lost Orbit, nos encontramos con dos ideas opuestas. Queríamos crear un universo solitario e implacable que siguiera el viaje de un astronauta condenado. Al mismo tiempo, como diseñadores, queríamos entretener y premiar a los jugadores con buenas mecánicas de sonido y refuerzo positivo. Queríamos que los jugadores se divirtieran.

Tratar de reconciliar estos dos elementos en Lost Orbit resultó algo complicado. ¿Cómo un jugador puede experimentar sentimientos de desesperanza, mientras disfruta el juego? La solución fue darle un sentido del humor negro y un poco tergiversado, en donde tragedia y comedia se unen usando el diseño, la narrativa, y algunos elementos visuales ilustrando la muerte.

Diseñando la muerte

Hay una línea complicada entre desafiar al jugador y frustrarlo. En Lost Orbit, era claro que el juego era más divertido cuando se jugaba rápido. La habilidad de pasar rápidamente de un nivel al otro es adictiva, y es reforzado positivamente cuando el equipo que llevas contigo mejora.

Nos dimos cuenta que al aumentar el riesgo, podíamos amplificar la sensación de velocidad en el juego. Harrison es más que un frágil saco de órganos. Los jugadores descubrirán esto muy rápido con una vuelta mal contabilizada o con el giro de un barril. Saber que la muerte puede llegar instantáneamente, hace que navegar cualquier nivel exitosamente sea muy gratificante. Deberás ser perfecto en todos tus esfuerzos, y saber que lo que está en riesgo hace cada momento más intenso.

La velocidad y el riesgo se combinan para desafiar el tiempo de reacción. Muchas veces tendrás menos de un segundo para gritar algo incomprensible antes de que pintes algún asteroide con tus entrañas, y es ahí en dónde está el retorcido humor negro.

Lost Orbit

Narrando la muerte

Los buenos diseñadores siempre quieren sumergir a los jugadores en un mundo de su propia creación sin aburrirlos con cinemáticas eternas o historias previas. El universo de Lost Orbit contiene entornos bellísimos mezclados con la desesperanza de estar perdido en el espacio. Hubiera sido muy fácil que el juego tomara un tono monótonamente oscuro, pero es muy común que los juegos que se toman todo muy en serio, terminen siendo un completo desastre.

Max Payne, Total Recall (Starship Troopers, Robocop si prefieren…), Road Runner, y Monty Python todos, han desarrollado el arte de fusionar temas oscuros con comedia. Nosotros nos inspiramos en hacer lo mismo.

En Lost Orbit nadie espera que vivas. La luz trasciende de lo lejos a la nada, sin equipo, sin ayuda, sin agua, o tan siquiera cómo ir al baño, estás en desgracia. Hasta Atley, tu compinche, un extraterrestre Probe, te lo recuerda a diario.

Desesperado por comprobar que tienes el talento necesario para salir de este estado, seguirás luchando. Cuando una explosión de menos de un segundo termine con tu historia y tus ambiciones, no podrás hacer nada más que reír. Te trae a la realidad otra vez: tus opciones eran mínimas.

Illustrando la muerte

Cuando decidimos que Lost Orbit iba a ser un juego difícil, de muerte instantánea, fue obvio pensar que teníamos que hacer algo para que morir fuese entretenido, o de lo contrario íbamos a arriesgar muchas cuentas de cobro por gamepads rotos y televisores HD destrozados.

Lo que nos inspiró a crear los efectos visuales viene de grandes recursos como Army of Darkness, Looney Toons e Itchy and Scratcy. Harrison ha empacado su pequeño uniforme, no solo un esqueleto, pero todo sus órganos principales, modelados y rígidos siguiendo leyes físicas, todo con el objetivo de que caigan en todas partes de la pantalla. También, está tan repleto de sangre, que en un instante, dejarás una marca permanente en algún asteroide que te encuentres por ahí.

Lost Orbit

Construimos una serie de secuencias personalizadas con la idea de que morir muchas veces fuese desafiante pero no frustrante. Lo llamamos “Buena Frustración”. Sirve de Consuelo saber que si vas a morir, al menos vas a poder dejar un gran desorden.

Al final, la fragilidad de tu vida en Lost Orbit no solo adhiere al desafío y a la sensación de velocidad del juego, sino que también asegura las carcajadas que serán a tu cuenta. Es una manera extraña de difundir la frustración de un juego difícil, pero para nosotros está bien. Algunas veces hasta morir puede ser gratificante, si no lo es para ti, al menos lo es para los que te señalan y se ríen.

Lost Orbit estará disponible pronto para PS4. Esperamos que disfruten de este mórbido jueguito.

Por favor ingresa tu fecha de nacimiento.